Por el Cambio de las Reglas del Juego.

(Comisión de Extensión de la Asamblea Ciudadana de Sevilla).

La III Asamblea de la ACS, celebrada recientemente, ha acordado la creación de una Plataforma Electoral Ciudadana, de acuerdo con su Manifiesto. Un trabajo impulsando a través de una comisión específica para este fin. De este modo, iniciamos el camino, ofreciendo una alternativa que posibilite el protagonismo ciudadano directo en las Instituciones del Estado. Lo iniciamos para acercarnos a esa voluntad de cambio, ya expresada por una gran mayoría ciudadana, que se manifiesta contra lo que imponen una minoría. Impuesto gracias a esas Instituciones del Estado, fuera del alcance de la ciudadanía hasta estos momentos.

Debemos llegar a las elecciones, movilizando el mas amplio sector de la sociedad posible, para conseguir la representación necesaria para cambiar las cosas. Es fundamental lograr la movilización social de una gran mayoría ciudadana, que participen con su voto en las próximas elecciones. Para que los representantes electos salgan de ella misma, de la ciudadanía. Priorizando el interés común de la mayoría, en desacuerdo con el camino por el que nos llevan y con el objetivo común de cambiar de rumbo, tomando el timón. Entre todos y todas, tenemos que dar pasos para conseguirlo y debemos darlos ya.

Nuestro trabajo es el de coordinarnos con todo tipo de movimientos sociales, organizaciones, sectores sociales, servicios públicos, empresarios, mundo de la cultura, etc. Descontentos con la situación que vivimos y demandantes de una alternativa de protagonismo ciudadano de carácter plural. Para conseguir ese objetivo, tenemos que dar un paso inicial y constituir el primer organismo de coordinación (embrionario de la Plataforma Electoral), uniendo a los grupos y personas más concienciados, activos y con voluntad de aportación y trabajo (en Sevilla y a nivel del Estado), para preparar unidos el primer encuentro abierto de amplia difusión, que consolide la estructura básica de impulso de la Plataforma y del Espacio Virtual Compartido. Emprendiendo el camino para dar a la mayoría social descontenta con la situación actual, esta herramienta de cambio, y que no solo con su voto, sea protagonista en las Instituciones del Estado.

Cualquier forma de unión y coordinación en torno a la participación organizada de la ciudadanía en el proceso electoral de próxima convocatoria, debe partir de que queremos presentarnos bajo la figura de una Agrupación de Electores (prevista en la Ley) y no de un partido político (existente o de nueva creación). Se trata de iniciar un nuevo camino en las formas y contenido del cómo hacer y estar. Un nuevo camino en el modelo de Democracia, bajo formas de representación participativas y de protagonismo directo de la ciudadanía en las estructuras del Estado. Siendo importante saber que ese camino tiene un final, tiene por fecha de caducidad la consecución de los objetivos de parar inmediatamente la situación que nos rodea, con una medidas desarrolladas por la ciudadanía y de crear las condiciones necesarias para que esta situación no se pueda repetir, y se acabó.

La Plataforma Electoral, tiene la labor de configurar los procedimientos a seguir para determinar las candidaturas y los miembros de las mismas, el programa mínimo, los mecanismos de control futuro de los candidatos, así como los instrumentos para poner en marcha discusiones y votaciones sobre temas relevantes (el espacio virtual compartido y cualquier otro que posibilite la más amplia movilización, participación y protagonismo de la ciudadanía). No se conseguiría nada, si los ciudadanos no se incorporan a esta plataforma y la hace suya: para participar en el proceso, para al programa, para votar en las primarias que elegirán a los candidatos, etc.

Este cambio en las formas de hacer y actuar en política, requieren de un nuevo perfil y unas características de las personas candidatas. Un primer referente debe ser el de subordinación exclusiva a la ciudadanía, sobre cualquier otra convicción o pertenencia a una organización, para hacerla partícipe y protagonista de la actividad de los representantes. Otro referente es el de considerar que, ejercer en política, no obliga a crear una profesión de político, pues se trata de que los candidatos elegidos, tengan presencia en el cargo y las instituciones de forma transitoria (el período electo), y con la exclusiva prebenda del servicio público remunerado. Y entre otras características, una muy importante es que sometan el cargo al compromiso documentado de cese, para el caso de no actuar en base al interés general comprometido, a la voluntad de una mayoría cualificada de la Agrupación de Electores, o de una representación numerosa de la ciudadanía.

El camino que hoy elegimos es el de contribuir al necesario nacimiento de un nuevo modelo de sociedad, mediante la construcción de una alternativa verdadera, que permita expresar la voluntad de cambio de la mayoría social en las próximas consultas electorales. Tomar ese protagonismo mediante una candidatura unitaria y ciudadana, que gane en las urnas el derecho de alcanzar más y mejor democracia, para conseguir que una vida decente deje de ser un lujo.

Las movilizaciones en las calles y los centros de trabajo, las condenas y repulsa de las acciones de gobierno en todos los órdenes de la vida, las organizaciones de base y los movimientos sociales de todo tipo, son y serán imprescindibles para detener tanta injusticia y abrir nuevos horizontes. Estas estrategias y actividades no deben detenerse ni subordinarse a otros objetivos, como el que se expone de una Plataforma Electoral, sino compatibilizar, reforzar y elevar el tono de nuestras protestas, interviniendo con autentico protagonismo en las Instituciones del Estado que legislan y regulan nuestra convivencia. Vemos que no existen razones comprensibles, desde los principios de justicia social, para que dejemos por mas tiempo este espacio a quienes no nos representan. Es ahora y es posible, muchos miles de personas estamos obligados a impulsar esta herramienta de cambio. Hasta ahora esta herramienta, solo se le daba la importancia que a los poderosos les interesaba. Perdíamos la fuerza en divisiones y peleas, que les permiten a estas personas hacer lo que se les antoja, y para colmo, era usada por la que esas minorías como justificación de todas las acciones, en base a la mayoría silenciosa, que solo habla cada 4 años.

Te esperamos para compartir y aclarar cuanto sea preciso. Te esperamos solo, acompañado o en grupo, pero no olvides que somos ciudadanos en busca de otros ciudadanos. Y te esperamos, sobre todo, para unir los esfuerzos y crear unas nuevas Reglas del Juego.

Sevilla 23 de Octubre de 2013.

Anuncios